Clases para embarazadas

¿Cómo me ayudará el método Pilates durante el embarazo?

Los ejercicios del método Pilates fortalecen tu abdomen, espalda y músculos del suelo pélvico sin sobrecargar tus articulaciones, por eso son excelentes durante el embarazo.

La principal ventaja de este método es que los ejercicios se enfocan precisamente en los músculos y funciones que podrían ser problemáticos durante el embarazo y después del parto (postura, control de la orina) sin conllevar riesgos.

La práctica regular del método Pilates te ayudará en lo siguiente …

  • Fortalece tu pared abdominal, lo cual prepara mejor tu cuerpo para cargar el peso extra del embarazo. Las hormonas del embarazo hacen que tus ligamentos (el tejido que conecta los huesos) queden más maleables y se estiren, y esto aumenta la posibilidad de que te lesiones.
  • Disminuye el dolor de espalda a través del fortalecimiento de los músculos internos de tu pared abdominal, que son los que dan estabilidad a la espalda y pelvis. Si los músculos de la pared abdominal están débiles, hay más posibilidades de tener dolor en la espalda o en la pelvis.
  • Fortalece tu suelo pélvico ayudando a crear una base más firme para los intestinos, vejiga y útero a medida que tu bebé crece y se desplaza hacia abajo.
  • Te ayuda a mantener el equilibrio, los ejercicios de Pilates fortalecen los músculos centrales de tu cuerpo y te ayudan a mantenerte más estable al caminar a medida que crece tu panza.
  • Alivia la carga sobre tu espalda y pelvis, puesto que muchos de los ejercicios se hacen sobre las manos y rodillas (a cuatro patas), que es una posición muy buena durante el embarazo. Hacia el final del embarazo, también podría ayudar a hacer que tu bebé se coloque en la posición ideal para nacer.
  • Te ayuda a relajarte y controlar la respiración, lo cual es importante durante el embarazo y el trabajo de parto.